Los ríos son auténticos cauces de vida en los que las poblaciones piscícolas son su máximo exponente y la pesca deportiva en los ríos y embalses una actividad que está ligada a la calidad de sus aguas y al disfrute de la naturaleza. En el pasado se introdujeron algunas especies en nuestros ríos para el disfrute de esa pesca deportiva, si bien los problemas asociados nos llevan hoy en día a la erradicación de esas poblaciones de especies alóctonas y a la potenciación de la fauna natural de nuestros ríos.
Desde nuestra consultora ambiental queremos ayudar a las asociaciones de pescadores y las administraciones en la gestión de los recursos piscícolas con un análisis y mejora de los ecosistemas fluviales para la mejora de la pesca y la mejora de la calidad ambiental de los ríos por medio de una mayor protección de los recursos autóctonos y la biodiversidad.
 
Nuestro objetivo es ayudarles a asegurar los recursos piscícolas con fines de conservación de la naturaleza y la mejora de la pesca deportiva.
Para ello los técnicos y biólogos de nuestra consultoría ambiental, realizan un estudio de campo de las poblaciones con diferentes técnicas que van desde la pesca manual o el trampeo a la pesca eléctrica o captura con redes, dependiendo de las especies que se quieran muestrear, con intención de realizar un inventario piscícola y una pirámide poblacional siempre que sea posible.
Dependiendo de la estructura poblacional recomendaremos un plan de actuaciones en su cauce, para asegurar los recursos piscícolas a largo plazo y la calidad ambiental recomendando el mantenimiento de las poblaciones, las cifras de pesca permitidas, la suelta de alevines o el control poblacional y muerte de determinadas especies.
Con la finalidad de mejorar la calidad de las poblaciones piscícolas también podemos crear refugios para la fauna, bien para proteger especies autóctonas o para concentrar especies alóctonas donde sea más sencillo controlar sus poblaciones.
Solicitenos presupuesto sin compromiso para cualquier parte de la Península.